Archivos Mensuales: marzo 2015

Detrás del cristal está la ausencia…

Estándar

image

El dolor es como un lobo hambriento,
agazapado enseña los dientes
y se relame mientras
afila sus garras…
Destrozó las cartas de amor
que calentaban mis huesos
como mullidas mantas,
y ahora duermo como no debo,
con la piel astillada
y un viento de barricadas
latiendo en el pecho…
Hay ausencias que te miran
en silencio desde el fondo
del espejo engañando al corazón,
deshaciéndose entre los dedos
como un inútil empeño
cuando intentas tocarlas
y marcando las horas
de este triste bolero
que echa de menos la tibieza
de otro cuerpo y el suave perfume
de sus antiguos versos…

Anuncios

Aún hay tanto por vivir…

Estándar

bvc

Tú estabas a la intemperie en la penúltima estación,
yo veía las estrellas todavía brillando por tu pelo,
y la vida, como una brújula caliente,
inesperadamente,
volvió a marcar el norte…
¿Nos vamos?
Dejaremos atrás las heridas del alma
y la oscuridad destemplada de los momentos inoportunos,
los mensajes escritos en la piel de los sueños
y los salinos recuerdos que atormentan la carne…
¿Nos vamos?
Hoy me pierdo contigo con el vino en los labios,
con la emoción deslumbrante de una luna de marzo
pegada a las manos,
con el corazón macerando las horas de un nuevo calendario…
¿Nos vamos?

La vida empieza a los…

Estándar

image

No me llames viejo, viejas se vuelven las cosas, viejos se quedan los días cuando se apagan…Los que llegamos a cierta edad, tenemos la piel dividida entre los añejos recuerdos y los paisajes dulces que nos muestran las ventanas abiertas…Ahora sé que el espíritu es como un verano interminable que se bebe lentamente, un jardín azulado que se vuelve frondoso con el paso de los años…Ahora sé que el alma estalla pero no se rompe, se recompone una y otra vez, que el amor entra por las venas como un cometa sin importarle las fechas ni los miedos, que hay un río de sueños en el pecho que consuela las tardes de añoranza…Este otoño deshoja aún margaritas aunque se hagan humo a la vuelta de la esquina, tararea el rumor de las noches ardientes, llena de guirnaldas sus arrugas y tiembla, te juro que todavía tiembla, cuando se cruza con una mirada fresca…

image