Archivos Mensuales: agosto 2014

Tú y yo…

Estándar

Y tú, pasto de las llamas
llegas a mi puerta,
y yo, rasgo la armadura
que llevaba puesta,
y tú, silbas en mi boca
una confesión inofensiva,
y yo, destierro el infierno
que araña la vida
con hambre canina,
y tú, carne turbulenta
eres la alquimia perfecta,
y yo, agua dulce que no
pide cuentas…

capture-20140823-104134

Ausencia…Borges

Estándar

image

Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.
Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.
Tardes que fueron nicho de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas,
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.
¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?
Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde
“Ausencia”, Jorge Luis Borges ( 24-08-1899 – 14-06-1986)

Como aquel verano…

Estándar

capture-20140821-110551

Hoy rescato del mar del olvido
lo que está dormido y
quiero que aletee
de nuevo conmigo
ese beso furtivo
que fue un alarde
de creatividad,
un dibujo agazapado entre los labios,
una nube de intenciones justificadas…

Hoy rescato de la azotea
el cielo donde nos columpiamos,
donde por unos segundos
nos extralimitamos
aguantando la respiración,
abriendo los caminos de la piel
y asomándonos sin miedo
al corazón…

Hoy toda la magia del amor
me brota de las manos,
me estalla como aquel verano
de palabras bullendo aceleradas
de poesías rebeldes sobre la ropa
de lenguas entrelazadas
de piernas que temblaban
de susurros provocados
de deseos de menta
de tardes doradas al descubierto
de alientos agitados
esparcidos por los cuatro costados…

La vida cambia, se cambia y te cambia…

Estándar

lopu

La vida es como un cajón de sastre,
allí se encuentran los hilos de los caminos entreabiertos,
los botones que abrochan
los desastres para intentar salir a flote,
los pequeños retales de los otoños voraces,
las costuras difíciles, las puntadas urgentes,
los hilvanes ingenuos de los veranos oferentes…

La vida se enhebra cada segundo,
se tensa, se ajusta, se queda pequeña,
se estrena como ropa nueva,
se desgasta con el uso,
retoza sobre transparencias,
camina con placer entre
los telares del amor,
atesora las lentejuelas
y emplea las tijeras cuando
el daño al corazón desfila
presuntuoso por la pasarela…

La vida cambia de postura
cuando no hay estrellas,
se repliega al abrigo
de los bolsillos secretos,
se rasga las vestiduras,
se exhibe desnuda y espléndida,
se derrama áspera y violenta,
suave y aterciopelada,
rasgada y arrugada,
pulida y perfecta…

Poema de La Despedida.- J A Buesa

Estándar

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste… No sé si te quería…
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho… no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí…
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti…

10349880_808768952497746_8861173702996237272_n

Por ejemplo agosto…

Estándar

capture-20140802-184012

Puede ser un buen momento
para tatuarme un sueño
allí donde se abren las caricias
allí donde se conmueve el alma
allí donde merodea el verano…

Tengo razones suficientes
para anestesiar la memoria
para volverla transparente
para transformar el camino
en un pálpito suave y caliente…

Amanezco y me sigo la corriente
me lleno del sol que me hace perfecta
que corteja mi agua
dejando que fluya sin fisuras
provocadora y rebelde…

Sí, aquí estoy,
afilando los dientes,
y deletreo la vida para recoger
sus frutos entre los labios
sintiéndome a salvo
me muestro más eterna
más profunda
más intensa
más exigente…