Archivos Mensuales: febrero 2013

peor para el sol…(Sabina)

Estándar

480504_212956682176501_839436587_n

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.
Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro…Neruda

Lo correcto no es un buen amante, no incendia las primaveras ni besa por los rincones, no sacude las rancias costumbres, aparece cargado de historias imperfectas y de reproches y no prueba el dulce veneno de las pasiones…lo correcto no presagia versos que dilatan las pupilas, ni desata palabras insurrectas en la boca, no sale a bailar alrededor del fuego, no se traviste ni se desnuda ante una luna gloriosa…lo correcto anestesia la vida y escama la piel, mira por encima del hombro, silencia los gritos orgiásticos que salen por las ventanas, huele a fragancias olvidadas enredadas en el pasado y repite mentiras como un estribillo desgastado…

Peor para el sol que se mete a las siete
En la cuna del mar a roncar,
Mientras un servidor
Le levanta la falda a la luna…

Anuncios

Estándar

398447_226474790773128_183626691724605_523541_1816502334_n

Me asomo al litoral del infierno, solo para avisar que me quedo fuera, que no quiero entrar…lafrasedetuvida

Nosotros, los marcados, no debíamos preocuparnos por la estructuración del porvenir. Solo concebíamos como deber y destino el que cada cual llegara a ser completamente él mismo, que viviera entregado tan por completo a la fuerza de la naturaleza en él activa que el destino incierto le encontrara preparado para todo, trajera lo que trajera. Hesse, Demian

enséñame…

Estándar

549873_507623379300403_1416743670_n
La vida es como un espejo:
Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa … M Gandhi

Enséñame a caminar despacio, a disfrutar de la habitaciones conocidas, de los vientos sin destino, de la voz del sol y del sopor de la luna…enséñame a buscarle el corazón a la lluvia, a darle esquinazo al tiempo, a prenderme del hechizo aterciopelado de las noches sin cafeína…enséñame a morder caliente, devolviendo al paladar el gusto salado de los pecados, a respirar la tormenta de una cama deshecha, a fundirme en la carne añorada para no dar más vueltas…enséñame a reiniciar la partida una vez perdida, a renacer tras las caídas, a devolverle la mirada al espejo, a llenar las manos con alegría improvisada, a rescatar bajo la piel la ilusión aletargada…

El sol
Era un melón
La tarde
Una sandía
Y la vida
La vida una pura gana
De morder y morder manzanas…J Cunha

Bandera blanca y luz de luna…

Estándar

images

Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga
cuando el mundo me golpea. Es el calor de
las otras mujeres, de aquellas que no conocí,
pero que forjaron un suelo común, de aquellas
que amé aunque no me amaron, de aquellas
que hicieron de la vida este rincón sensible,
luchador, de piel suave y tierno corazón
guerrero…
Alejandra Pizarnik

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles…
Benedetti

su boca…

Estándar

409022_255090037947176_543784944_n

Mantenía los ojos fijos en su boca, para empaparse de la calidez que emanaba de sus labios rojos, para contener a los suyos del desgarro que suponía el no poder besarla, el no poder gritarle las palabras que le ardían en la garganta, que latían sin hacer ruido para que no las escuchara, para que no descubriese el acantilado al que se precipitaba cada vez que ella dibujaba una leve sonrisa en su cara, una sonrisa que se ensanchaba desnuda y traviesa, como un hechizo mágico que le perturbaba dolorosamente, que le robaba el soplo eterno, el hambre y la sed, que aniquilaba sus defensas hundiéndolo en el océano de sus propias ganas silenciadas…

Acerca tu boca a mis cenizas.
Sopla.
De ti depende
el renacer las llamas…

Balance…

Estándar

223493_218688131603356_622888801_n

Parece que fue ayer cuando comencé este viaje a ninguna parte, cuando me aventuré a embarcar ligera de equipaje, tan sólo con las ideas como aliadas compañeras, resonando en mi cerebro como el eco desafinado que repetía monótona e insistentemente, como un mantra, “va a salir bien, va a salir bien…”…pero, ahora, once meses después, no puedo más que asombrarme ante las más de doce mil visitas recibidas, ante el despliegue por todas la latitudes, ante el cariño que desde tantos y tan variados lugares me llega día a día, para hacerme comprender que no importa el tiempo ni las distancias, que estamos cerca a pesar de estar lejos…gracias a los seguidores de México, Argentina, Perú, Canadá, EEUU, Colombia, Chile, Paraguay, R Dominicana, Noruega, Venezuela, Uruguay, Ecuador, Puerto Rico, Italia, Reino Unido, Portugal, India, España…nos vemos aquí, desdelabismo…

No hay distancias, tan sólo lugares donde encontrarse…lafrasedetuvida

allá ellos…

Estándar

540609_331200296986249_990404288_n

Los hay que no corren por temor a caer, quienes no aman pensando que les va a doler, los hay que no entregan creyendo que dan más de lo que van a recoger. También los hay que no abren ante la duda de quedarse fuera, quienes no preguntan por evitar algunas respuestas que puedan escocer, quienes no vuelan pues no se fían de lo que sus ojos pueden ver y quienes no arriesgan por el miedo a perder. Sin embargo, hay quienes sueñan tanto despiertos como dormidos, los hay que se abrazan al viento y se dejan llevar hacia lo desconocido, a las riberas prohibidas, hay quienes apuestan fuerte a la vida tentando al destino, quienes batallan los días con total osadía y quienes se suben al primer tren que se cruza en su camino, con las nubes en el cielo de la boca y el verano robándoles la sombra, con los tropiezos serpenteando alrededor de la cintura y la sonrisa triunfante jurándoles pasión eterna…

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles…B Brecht