Archivos Mensuales: julio 2012

¿Quién detiene estas ganas de volar?

Estándar


¿A quién le entrego las llaves de mis desvelos?…cientos de voces claman en mi corazón pidiendo consuelo, para que arranque de mí las noches que se vuelven frías, las feroces heridas que me laceran el alma, los sermones que me adulteran la sangre…para que expulse los fantasmas que quieren abrazarse a mi cama, las llamas de los guardianes del infierno, las palabras de bordes afilados, las mentiras claramente engalanadas…para que no de tregua a los desprecios ni a los desaires descarnados, ni a las deslealtades ni a las risas despiadadas, ni a la falta común de empatía…Quiero embarcarme en la aventura de resurgir cada día, de deshacer las ataduras que limitan mi huída, de poner distancia y dejar atrás lo que me sobra, de beberme el aire que respiro y convertir mi alma en una hoguera de pasiones encendidas…

dulce amargura…

Estándar

Voy con el rumbo perdido, sin brújula que me marque el destino, sólo el viento que se deja agarrar para que siga el camino sujeta a su estela…y despierto a la luna para que encienda mis sentidos, para que palpiten al compás de mi corazón ardiente, para que me empujen en mi vuelo hacia lo desconocido, hacia la salvaje seducción que abre ante mí las puertas invisibles de lo prohibido…que me lleva a olvidar la memoria vivida, que me arrastra para hacerme brillar como una estrella fugaz y me impulsa a adentrarme en el laberinto del tiempo…y me anima sentir la mirada profunda de la noche, que me envuelve y me ama, y a
jugarle otra partida a la vida y esperar a que la suerte decida…

cuando el amor se va…

Estándar


El amor es solo eso, nada más, solo amor…como escribe Antonio Gala “el amor no requiere nada excepcional, asoma, se posa y ya está…” Pero igual que llega ,se va…y una vez que levanta el vuelo, quedan los buenos recuerdos, que continúan acariciando el alma con los silencios que va tejiendo la despedida, que van tapando lo huecos y abriendo las ventanas al viento, para que se lleve presuroso los vacíos y los pierda en la distancia, que reescriben la vida al margen del destino para seguir viviendo…Remover las cenizas no rescata lo que se rompió en el tiempo…cuando ya se ha caído en la sombra y en el cielo sólo aparecen borrascas, cuando se rasga el velo de la ilusión y los lazos se vuelven cadenas, cuando la piel deja de temblar…es el momento de levar anclas, desplegar las velas y echarse a la mar…

Cuando en la mañana me haya ido.

No tendrás mio ni un recuerdo,solo

un hueco en la almohada donde

meter tu olvido…Bunbury

los momentos eran vida y la vida un momento…

Estándar


Hoy más que nunca necesito oír tus tiernas palabras, para convertir en sonrisas las lágrimas, para que reavives la llama y le des un respiro a mi alma cansada…para que cuando llegue mañana y la luz del alba entre por la ventana, pueda borrar las tinieblas de mi cama…Quiero cerrar el abismo que me amenaza y encontrar la manera de cruzar la frontera que nos separa…quiero apartar los velos que me tapan y sentirme de nuevo enamorada…para nacer de nuevo, para sentir lo que ayer sentía, que teníamos ganas de ganar batallas, de exprimir la vida, de soñar despiertos y de despertar los días…porque no tiene sentido contar las estrellas si no lo hago contigo, porque sólo tu voz sabe calmar mis heridas, porque te extraño cuando no estás cerca y mis manos parecen desiertas…

Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.Neruda

Cartas que no vieron la luz

palabras…

Estándar


Tus palabras se abren paso, restablecen la armonía, convocan a los sentimientos y endulzan los encuentros, activan las alarmas y descubren los deseos…tus palabras me llevan al cielo, en susurros vertidos al viento, en secretos contados al oído, en murmullos enlazados en las sábanas, en gritos de placer, en voces que claman anhelos…tus palabras se funden en mi piel en suspiros que avivan el fuego, que me queman por dentro y me roban el sueño…tus palabras enamoran las horas, despiertan los instintos, graban los recuerdos, conjuran a la luna pidiendo más besos…tus palabras juegan en tus labios, visten tu sonrisa y vuelan de tu boca a la mía buscando su hueco…

Cartas que no vieron la luz

tus besos…

Estándar

128352658099770457_9lvCoTqK_cHay besos en los que se entrega la vida…son los besos que se quedan prendidos en la boca, intensos y voraces, insaciables e inquietos…son los besos que saben a piel mojada, a fuego, a sutiles caricias, a malicia y a pecado, a viento, a mar, a cielo…Hay besos que te roban el tiempo, que acarician la piel como un viento candente y vagan sin rumbo por destinos perdidos, que se beben el alma con cada suspiro y enloquecen como una mirada ardiente…hay besos que encienden las noches más frías, que respiran al compás de los latidos, que abren las puertas de la pasión, que son el refugio donde sobrevivir, que son abismos de complicidad…Son tus besos, amor, los que tu me das, los que me vendan los ojos y me hacen temblar, los que se vienen conmigo cuando tu te vas…

Un mundo nace cuando dos se besan.Octavio Paz

a la búsqueda de El Dorado,aunque sea una quimera…

Estándar


No se trata de tener, sino de ser…de ser estrella para brillar en las noches, aunque las sombras duelan y se apague la luna…de completar las carencias con las razones que se acurrucan en los rincones del alma…de ser velero en el mar de la vida, surcando sus aguas con las velas henchidas por los vientos del tiempo…de ser oasis cuando el desierto amenaza con sus tormentas de arena…de ser siempre la puerta de salida en las amargas despedidas…de ser grande para tocar el cielo y pequeña para amarrarme al suelo, de ser abanderada de las dudas, de preguntarle al destino, aunque las respuestas pesen después en la conciencia…de ser cazadora de sueños, aunque sean imposibles, de ser un espíritu libre, a pesar de las cadenas, una mente abierta y un corazón despierto, a pesar de estar herido…

Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en el que el hombre sabe para siempre quién es…Jorge Luis Borges